• Català
  • Español
  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Italiano
  • Русский
  • Zhōngwén

ESPAI TURISME CONTARÁ CON UNA NUEVA MAQUETA DE LA TARRACO ROMANA ADAPTADA PARA INVIDENTES

© Mauri Fernández
© Ricard Batalla
© Ricard Batalla
2018/02/20
Média : 
Ayuntamiento de Tarragona

El Patronato Municipal de Turismo apuesta por un turismo accesible e inclusivo que facilite el conocimiento patrimonial de la ciudad a todo el mundo

Esta mañana se ha presentado la nueva maqueta de la Tarraco romana adaptada para personas invidentes que se ha instalado en el Espai Turisme. Se trata de una pieza tallada en madera que reproduce el centro histórico y donde destacan los edificios romanos en 3D con una textura rugosa que facilita su interpretación al tacto. La iniciativa está impulsada por el Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad, y con la presentación de hoy, Tarragona se añade a la lista de ciudades patrimonio que ya cuentan con su propia maqueta tiflológica.

La concejal de Turismo, Inma Rodríguez, ha explicado que "estamos intensificando nuestros esfuerzos no sólo para dar a conocer todo el potencial que tiene nuestra ciudad, sino que apostamos para romper barreras y queremos acercar este patrimonio a las personas con diversidad funcional" y añadió que "caminar hacia una gestión turística que no sólo fomente el desarrollo local, la competitividad y la sostenibilidad, sino la inclusión de todas las personas, sean cuales sean sus capacidades es cada vez más prioritario en las administraciones y organismos de gestión turística."

La maqueta tiflológica representa un espacio patrimonial a escala 1-600 delimitado por el paseo arqueológico e incluye también el anfiteatro. La creación ha ido a cargo de la empresa Publyarte y el artesano que ha realizado la construcción y el detalle es Blas Garreta. La nueva maqueta presenta un tamaño que las personas invidentes pueden abarcar con una o ambas manos, por ello, las medidas son 132,50 cm de largo, 92,50 cm de ancho y una altura de 88 cm y permite acceder de forma fácil también con sillas de ruedas. Los edificios romanos cortados son el Anfiteatro, el  Circo romano, el Foro provincial y las Murallas. Se han destacado otros edificios con forma y dimensiones reales, pero sin el detalle, dado que no son elementos romanos como es el caso del ayuntamiento y la catedral. El resto de la ciudad, se ha hecho con volumen sin detalles, muy liso al tacto, y siempre teniendo presente las necesidades del público al que está dirigida. También, en atención a las personas con visión reducida se han presentado diferentes colores: las zonas romanas con madera sapelli (muy oscura), las otras zonas a destacar con madera de fresno teñida de color nogal y el resto de la ciudad teñida de color natural.

Se ha colocado una placa informativa con una lista de todos los elementos con un tipo de letra de tamaño grande y Braille superpuesto. Los elementos destacados son: Murallas romanas, Catedral, Foro Provincial, Museo Nacional Arqueológico, Pretorio, Circo romano, Ayuntamiento y Anfiteatro romano.

Patrimonio y turismo para todos

La maqueta se añade a otras iniciativas impulsadas por el Patronato Municipal de Turismo y la concejalía de Patrimonio del Ayuntamiento encaminadas a hacer más accesible la ciudad y sus monumentos. Con el apoyo del Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad, Tarragona cuenta con la app "Tarragona accesible" dirigida a las personas con discapacidad auditiva o visual y que ofrece cuatro rutas temáticas por los puntos de interés de la ciudad que también son accesibles para personas con movilidad reducida. Esta iniciativa se enmarca dentro del proyecto Ápsside y es fruto del convenio suscrito por el Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad con la Fundación Orange y GVAM. Las rutas también tienen su versión en la web del grupo www.ciudadespatrimonio.org/accesibilidad y están incluidas en el listado de destinos accesible de la web de Turismo de Cataluña www.turismeperatothom.catalunya.com.

También se han realizado actuaciones en el Circo y en el Pretorio para eliminar barreras arquitectónicas, creando rampas y ampliando los pasillos de acceso. Así como las obras de mejora realizadas en las calles Enrajolat y Trinquet Vell han creado zonas peatonales accesibles y las que están en su recta final alrededor de las calles Salines y Sant Domènec y la plaza Sedassos convertirán la zona también en un espacio adaptado.