MENOS DEL 10% DE LAS VIVIENDAS DE USO TURÍSTICO DE LA PARTE ALTA SON ILEGALES

© Mauri Fernández
11/06/2018
Средства массовой: 
Ayuntamiento de Tarragona

Un estudio del Patronato Municipal de Turismo elaborado por la Fundación URV, el PCT y GRATET confirma que Tarragona no vive ninguna situación alarmante de "saturación".

Esta mañana se ha presentado el estudio Diagnosis de la vivienda de uso turístico en Tarragona que, impulsado por el Patronato Municipal de Turismo, han elaborado la Fundación URV, el Parque Científico y Tecnológico de Turismo y Ocio de Cataluña y el GRATET ( Researsch group on territorial analysis and tourism studies).

Los datos recogidos se corresponden a los primeros meses de 2018, así Tarragona cuenta con 1.011 viviendas de uso turístico repartidos por todo el municipio, aunque la mayor concentración se produce en tres zonas: Levante, Ensanche Centro y Parte Alta.

Del total de viviendas, un 72,9% se consideran legales ya que cumplen con la normativa vigente; un 15,6% son irregulares, es decir, no constan en el registro y el 11,5% restante, se les ha catalogado como fuera de la normativa, ya que se trata de alquileres parciales de vivienda y la ley actual no lo contempla, aunque parece que la nueva ley que se está elaborando incluirá esta posibilidad.

En el barrio más sensible de Tarragona, la Parte Alta, sólo un 9% de las viviendas (20 en total) no disponen de licencia de HUT.

Por tipología de vivienda, alrededor del 60% se encuentran ubicados en edificios o comunidades donde conviven con viviendas residenciales; el resto están ubicados en edificios donde todos están destinados al alquiler turístico o se trata de viviendas unifamiliares. En cuanto a la titularidad, 1/3 se corresponden a figuras jurídicas.

Al respecto la concejal de Turismo, Inma Rodríguez, ha afirmado que "la existencia de este tipo de alojamiento turístico está regulada y sometida a obligaciones e inspecciones que son competencia de la Generalidad de Cataluña. En el caso de Tarragona, el perfil de turista que hace uso es claramente familiar y tiene efectos muy positivos en la economía local, pero desde la administración municipal tenemos la responsabilidad de gestionar adecuadamente el éxito turístico de nuestra ciudad. Hemos querido ser líderes en impulsar este estudio, que es una primera herramienta para favorecer un desarrollo y un crecimiento turístico que beneficie tanto al sector como a los ciudadanos ".

En cuanto a la concentración en el espacio por población empadronada, la Parte Alta es la zona que concentra un mayor número de HUT: 5,44 por cada 100 habitantes; mientras que en el Ensanche Centro y en Levante los valores se sitúan cerca de los 2 viviendas.

Para valorar el diagnóstico se ha hecho la comparativa con 8 ciudades (4 españolas y 4 de otros estados) con características similares a Tarragona -rico patrimonio en un casco histórico y carácter mediterráneo-, seleccionadas en base a la información disponible y la relevancia del fenómeno para observar potenciales riesgos al haberse detectado en alguna de ellas ya cierta masificación. Estas han sido: Palma de Mallorca, Gerona, San Sebastián, Málaga, Niza (Francia), Dubrovnik (Croacia), Alguer (Italia) y La Valeta (Malta).

Con los datos recogidos y observando las comparativas con las 8 ciudades, el diagnóstico del estudio concluye que no se vive en Tarragona ninguna situación alarmante de 'saturación' de las zonas residenciales por la oferta (sobre todo no regulada) de apartamentos por alquiler en zonas de la ciudad donde esto pueda estar desencadenando procesos de 'vaciado' de residentes del barrio.

Aún así, se ha identificado la zona de la Parte Alta como contexto a analizar y hacer seguimiento al ser un espacio especialmente sensible e importante en una Ciudad Patrimonio de la Humanidad, por ser un entorno con una situación socioeconómica particularmente débil y por detectarse una mayor concentración por nº de habitantes.

Normativa

La normativa fija que las viviendas de uso turístico son aquellas cedidas por su propietario a terceros, de forma reiterada y a cambio de contraprestación económica, para una estancia de temporada, en condiciones de inmediata disponibilidad.

La normativa fija que las viviendas de uso turístico requieren la correspondiente comunicación previa de inicio de actividad ante el ayuntamiento competente y se inscribirán en el Registro de Turismo de Cataluña. La actividad es para vivienda entera, no se permite la cesión por estancias.

Metodología

El objeto de estudio ha sido todo el municipio de Tarragona y la diagnosis se ha elaborado a partir del registro vigente de alquileres con licencia de Vivienda de uso turístico de la Generalidad de Cataluña y la extracción de datos de anuncios de alquileres publicados en Airbnb.

La escala espacial ha correspondido a un total de 11 zonas urbanas de Tarragona y a secciones de censo.